¡ARRIBA LOS CORAZONES!
ebook

¡ARRIBA LOS CORAZONES!. LA MUERTE COMO REAFIRMACIÓN DE LA VIDA

Editorial:
GRIJALBO
Materia
Biografías
ISBN:
978-607-31-5816-9
Formato:
Epub
Derechos eBook:
Imprimible: Prohibido.
Copiar/pegar: Prohibido.
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
DRM
Si
Colección:
AUTOAYUDA Y SUPERACIÓN
8,99 €
IVA incluido

¡Me voy a morir!, fue la respuesta en silencio... un angustiante, furioso y temerario silencio de Fernando del Solar cuando, el 12 de julio de 2012, supo que padecía cáncer. Recibió la noticia tres horas después de ser presentado en cadena nacional como el conductor del reality show más popular de México: La Academia. Este libro es su historia.

Fernando tenía un trabajo estable y ascendente que lo había llevado a ser una figura estelar. Era también la pareja sentimental de una famosa y atractiva conductora, con quien recién se había casado y que le había dado los mejores regalos de su vida: sus dos pequeños hijos, Luciano y Paolo. De golpe, todo comenzó a transformarse. Lloró, se enojó, culpó a diestra y siniestra, puso mucha resistencia, se alejó y se abandonó en una tristeza profunda.

A finales de diciembre de 2015, Fernando experimentó su mayor temor: la muerte. Tras una cirugía para controlar su terceray peor crisis médica fue inducido al coma. Sugirieron a su madre desconectarlo; sin embargo, se negó. Minutos antes ella había recibido al guía de su grupo de Cábala que le indicó: «A partir de este momento no crea en todo lo que ve, ni crea en todo lo que escuche. Crea en Dios, Él tiene la última palabra».

Entre cinco y siete días fue el plazo que pidió Rosa al hospital para mantener con vida artificial a su hijo. El 31 de diciembre Fernando despertó.

¡Arriba los corazones! es el relato que, a cinco años de su diagnóstico, el famoso conductor ha decidido compartir de la manera más sencilla, honesta y apegada a sus sentimientos, revelando cómo enfrentó la pérdida de la salud, de su pareja, de su trabajo, de la fe, y de cómo esta adversidad lo llevó a aceptar estas amargas pruebas y traducirlas en bendiciones disfrazadas.