ENTRETANTO (TU NOMBRE ENTRE MIS DEDOS)
ebook

ENTRETANTO (TU NOMBRE ENTRE MIS DEDOS). (TU NOMBRE ENTRE MIS DEDOS)

Editorial:
JOSÉ ALIAS
Materia
Literatura/Temas de Actualidad
ISBN:
0000092400004
Páginas:
61
Formato:
PDF
Derechos eBook:
Copiar/pegar: Prohibido.
Imprimible: Prohibido.
DRM
Si

Entretanto (tu nombre entre mis dedos) es ante todo un poemario, como indica el mismo autor, pero podría ser también, por su estructura, un texto teatral; o, por momentos, un alegato contra la destrucción del mundo, o los remanentes de un ensayo filosófico, a veces, aforístico... El libro está estructurado a la manera de un texto dramático con una Obertura, un acto central que se identifica con el título del libro, un Entreacto que reúne un gran número de textos y un Acto final al que se le suma una Adenda... Caminando con este libro, a una le apetece fumar un cigarrito y mirar de forma diferente el mundo, tal vez a la vuelta de la esquina, de la forma menos pensada, se pueda cambiar de vida. (Sylvia Miranda. Madrid, noviembre de 2017) //÷÷÷÷÷÷ ÷÷÷÷÷÷\\ ALGUNOS POEMAS - - Revoloteos de nictálope . Me han nacido tres nidos de golondrina junto a la oreja derecha. Algunos consideran que es un problema. Nada más lejos. Durante el día acunan pensamientos frescos que vuelan sin detenerse. Y en la noche atentos y oscuros como un vencejo se cierran sin rechistar. - - Con los cinco sentidos y alguno de paso . Qué decir en estos tiempos de amnesia robotizada mostrar en estos momento de ceguera colectiva tocar para desnudar el corazón y sus músicas dormidas Qué color para pintar un nuevo horizonte un olor diferente al aire limpio y a la tierra mojada podrá devolvernos a nuestro lugar en este mundo que se desmorona ante nuestra indiferencia suicida. Qué rendija, hueco, pequeña luz, inocencia hemos de traspasar para volver justo ahí, al lugar donde somos, estamos y del que huimos como si fuera algo dañino, ajeno. Qué pregunta hemos de hacernos para que la respuesta inseparable nos devuelva lo que nunca, aunque así lo creamos, hemos perdido. La noche sólo es la mitad del día. - - - Al fondo del pasillo donde mi madre delira se bifurca la galería, a la izquierda los terminales, a la derecha locos sin fin. Y entre este laberinto de disturbios inconsolables, un páter de presencia apocada con aspecto de santo que tal vez esconda un sicario? pienso de forma automática mientras escribo: . En la planta de psiquiatría del viejo hospital las ventanas están selladas sin picaporte ni espera Un ministro del Señor se pasea indeciso como un boxeador noqueado entre las cuerdas y los locos - - - - Al hilo de la luz . Dejé los libros al sol con la peregrina idea de borrar mis trucos recurrentes. Tras largos inviernos y veranos sin lluvia ni viento quedaron en la tapa dos palabras, apenas una sombra: José Alias. Entonces comprendí que era inmortal? hasta el momento de mi muerte. - - post data . Si dañas a un solitario no sabrá por qué pero el boomerang seguirá silbando en el aire

Otros libros del autor