PASIÓN POR EL BIENESTAR, LA FELICIDAD Y LAS EMOCIONES
ebook

PASIÓN POR EL BIENESTAR, LA FELICIDAD Y LAS EMOCIONES

Editorial:
JOSE MANUEL FE
ISBN:
0000187480196
Páginas:
214
Formato:
Epub
Derechos eBook:
Copiar/pegar: Prohibido.
Imprimible: Prohibido.
DRM
Si
27,00 €
IVA incluido
Comprar

Regalar libros es una de las mejores elecciones que se pueden hacer. La lectura alcanza un doble objetivo: entretiene y fomenta el importante interés por las letras, elegir el libro más adecuado, puede ser un ardua tarea. Los pueden tirar, manosear, morder, chupar e incluso meterlos en la bañera sin riesgo de que se rompan o estropee. Los libros de habilidades sociales son casi imprescindibles para muchos y muchas, interesados en el tema. Un momento feliz es algo que hacemos que nos suceda, y que normalmente no se debe a acontecimientos externos. Pero la felicidad, como estado objetivo de vida, no existe. Es abstracta, subjetiva y personal si bien en nuestra civilización occidental podemos enumerar unos elementos básicos que se requieren para ser feliz: buena salud, un trabajo satisfactorio, una rica vida amorosa, afectiva y familiar, amigos que nos llenen , tiempo y posibilidad para desarrollar nuestras aficiones, buena situación económica, bienestar psicológico y emocional. En este libro, hay temas candentes como la envidia o la pérdida de un ser querido , consejos para solucionar conflictos o llevar un estilo de vida óptimo , claves para entender la actual crisis existencial que sufren muchas personas. ¿Estamos preparados para asumir los fracasos y reaccionar adecuadamente ante ellos? Tanto los pesimistas como los optimistas, los alegres y los melancólicos deben afrontar en su vida grandes o pequeñas apuestas fallidas. ¿Cuántas parejas se hacen y se deshacen? ¿Cuántas iniciativas empresariales no se consolidan? ¿Escogimos bien nuestra profesión? Es muy común que en los intentos que hacemos por cambiar malos hábitos, como fumar, comer sin orden o mejorar nuestro comportamiento, acumulamos tentativas infructuosas. ¿Por qué algunas personas leen mucho y otros tan poco? La respuesta a esta pregunta no está siempre entre las cuatro paredes de la casa, además de ser una actividad placentera y de ocio, las personas deben conocer que la lectura es también una fuente de conocimiento; una de las mejores ocasiones para demostrárselo es buscando en los libros las respuestas a muchas de las múltiples dudas. Lo importante no es conseguir que la persona lea, el logro es que quiera leer y para eso hay que darle la libertad de elegir hacerlo. La palabra leer no tiene por qué estar asociada necesariamente a un libro. Si nos paramos a pensar, leer es un acto cotidiano que realizamos cientos de veces al día, incluso sin darnos cuenta; leemos los rótulos de las tiendas, las etiquetas de los productos en el supermercado, un mail, una carta del banco o una simple placa en la calle. Cada lector es un mundo, y su ritmo de lectura le es propio, lo ha fabricado él Hay lectores, no hay edades. Cada lector es un mundo, y su ritmo de lectura le es propio, lo ha fabricado él. Pero los profesionales que somos mediadores entre el libro y el lector, como lo son los padres y madres, necesitamos un criterio definido por datos objetivos para poder recomendar una lectura. Pero el único propósito debe ser que le guste, que no se le caiga de las manos, que no sea contraproducente y le aleje de los libros. A partir de ahí, las salas de lectura o la librería de casa deber permitir que el lector sea autónomo. La lectura utilitaria: saber leer un manual de instrucciones y entender lo que dice, te hace autónomo. Nuestra vida actual no te permite no comprender lo que lees. Si no sabes leer, te quedas fuera. Además, leer es una pasión. Sólo hay que descubrirla. Vivimos tiempos en los que muchos piensan que ser (o mostrarse) fuertes, competitivos, dinámicos, agresivos, casi omnipotentes, constituye una garantía de supervivencia y éxito social. Y como lo que desemboca en éxito social se convierte en fuente de satisfacción, parece que podemos llegar a basar nuestra seguridad y bienestar emocional en el carácter, la competitividad y la preeminencia social. El problema es que actuando según esos parámetros basamos la construcción de nuestra personalidad en criterios superficiales, engañosos y de resultados cuya duración será efímera. Lo más conveniente, lo realmente saludable, es que el individuo reconozca sus limitaciones y las asuma con serenidad y espíritu de superación, entendiéndolas como un hecho incontestable y como parte irrenunciable de su peculiaridad como ser humano imperfecto, de su propia historia personal

Otros libros del autor