REFLEXIONES DE UN FILÓSOFO AL ATARDECER
ebook

REFLEXIONES DE UN FILÓSOFO AL ATARDECER

Editorial:
UNED
Materia
Filosofía/Ética
ISBN:
978-84-362-7515-5
Páginas:
344
Formato:
PDF
Derechos eBook:
Copiar/pegar: Prohibido.
Imprimible: Permitido.
DRM
Si
10,50 €
IVA incluido
Comprar

Este libro es una obra de síntesis, después de una vida dedicada la investigación y docencia de la filosofía. Habiendo asimilado y vivido la riqueza del pensamiento filosófico de muchos grandes autores, al final, he intentado armonizarlos en una visión integradora personal que he ido construyendo a lo largo de más de cincuenta años dedicados a la filosofía. La obra tiene dos partes. La primera la dedico a una visión global de los grandes problemas de la vida, con su carácter ambivalente, con esa mezcla de bien y de mal, de dolor y de gozo que conlleva la existencia. Se eligen los más representativos, como los picos de una cordillera que dan idea de la inmensidad de ésta. Son estos: el carácter luminoso de la vida que muestra el valor intrínseco de ésta. El lado tenebroso del mal y del dolor que acompañan inexorablemente al hombre a lo largo de su existencia. El problema prioritario de la libertad con sus condicionamientos y determinaciones. La soledad y la necesidad de comunicación y, por último el problema del paso del tiempo que parece que se lo lleva todo por delante y que nos deja desguarnecidos. La segunda parte aborda los medios de que dispone el hombre para hacer frente a esa vasta problemática en la que tiene que realizar su vida. Y son estos; el conocimiento de sí mismo como instrumento esencial para poder desenvolverse. El conocimiento intuitivo y alerta para conocer bien la realidad y no engañarse con los subterfugios del yo. Los ideales, los valores y los modelos que suministran al ser humano la energía para descubrir lo mejor de sí mismo y de los demás. El amor que es la perfección humana por cuanto es la comunicación más sublime del hombre que le permite dar y recibir lo mejor de sí mismo y de las personas con las que convive. Y, por último, la bondad y la compasión que son los valores éticos más importantes, y que muestran el sentido último de la vida.