OSOS Y LOBOS

OSOS Y LOBOS. COMPORTAMIENTO Y CONSERVACIÓN DE LOS GRANDES CARNÍVOROS EN LA CORDILLERA CANTÁBRICA

Editorial:
CALECHA (PAPEL)
Año de edición:
Materia
Zoología
ISBN:
978-84-940951-5-3
Páginas:
149
Encuadernación:
Rústica
-5%
18,00 €
17,10 €
IVA incluido
Sin stock/Disponible en 5 días hábiles
Añadir a la cesta

Este libro trata sobre los fascinantes sistemas de celo de los osos pardos, de cómo y porqué cambian sus patrones de alimentación, y de cómo la ecología trófica de los lobos condiciona su sociabilidad y la cohesión dentro de su unidad social, el grupo.

Todo ello desde la perspectiva de la Biología de la Conservación, una disciplina que busca conocer e informar con argumentos sólidos sobre los problemas a los que se enfrentan las poblaciones de especies amenazadas y vulnerables, problemas que casi siempre tienen su origen en nosotros, los humanos.

En este caso, el objetivo son los grandes carnívoros –osos y lobos– que habitan la Cordillera Cantábrica. Los retos de conservar sus poblaciones viables y funcionales pasan por la forma en que nosotros mismos nos comportemos con estos incómodos y formidables vecinos, y van a suponer, en definitiva, la medida de nuestro compromiso real de respeto por la naturaleza.

Alberto Fernández Gil es biólogo naturalista y trabaja desde hace tres décadas en la Cordillera Cantábrica tratando de conocer y documentar la vida y costumbres de aves y mamíferos con el objetivo de facilitar su conservación: desde censar urogallos (cuando aún había tantos que parecía inimaginable llegar al punto actual), rebecos, ciervos o rapaces, hasta estudiar la ecología y el comportamiento de los osos cantábricos (su principal ocupación profesional en los últimos 20 años) y tratar de conocer su número y dinámica (desde cuando había tan pocos que daba vértigo) o más recientemente sobre los problemas crónicos y cambiantes de los conflictos que nos plantea a los humanos el reto de compartir el paisaje con osos y lobos, y al tiempo garantizar su conservación funcional.

Desde hace unos años trabaja en el Departamento de Biología de la Conservación de la Estación Biológica de Doñana (CSIC), bajo los auspicios de Miguel Delibes y Eloy Revilla. El presente trabajo ha sido posible gracias a la generosa dirección de Javier Naves y Mario Quevedo.